Feng Shui: El comedor y la cocina.

Hoy veremos la armonia que podemos obtener organizando bien, dos estancias muy importantes de la casa, y en las que pasamos la mayor parte del día. 

Utilizaremos de forma equilibrada los cinco elementos, evitando siempre su destrucción o control.

 

El comedor: Lugar de la casa de especial relevancia. El comedor es el lugar central del hogar, representa a la familia, y el lugar dónde se reúnen para comer. Representa la relación entre los miembros y determina la fortuna general de todos. 

 

El sofá ha de estar apoyado en una buena pared, ya que da estabilidad, tenemos cubierta nuestra espalda.


La mesa del comedor,  es mejor que sea preferiblemente redonda, ya que representa al elemento metal y nos conecta con el cielo, esto significa un mayor fluidez a la hora de reunirnos para alimentarnos.

No debe colocarse la mesa en medio de dos puertas, ya que se genera una corriente del Chi perjudicial, es mejor apartarla de la línea de fuego. Si no es posible cambiar la ubicación de la mesa, a la hora de comer mantendremos cerrada una de las dos puertas para así evitar la corriente de energía no beneficiosa que se genera.

La disposición del sofá, sillones y mesa, ha de promover la comunicación.

Dos sillones enfrentados puede producir malestar e inquietud entre sus ocupantes. Para evitar esta molesta sensación, colocaremos entre ambos asientos enfrentados una pequeña mesita u otro objeto que actúe como  mediador.

No debe haber ningún mueble que obstaculice nuestro paso, ya que esto significa obstáculos en nuestra vida.

Los objetos de decoración han de ser aquellos que mejor nos representen,   aporten belleza, si ponemos fotos estas han de ser  alegres y de momentos especiales que traigan hermosos recuerdos.

Si ponemos una alfombra  hemos de asegurarnos  de mantenerla limpia y en buen estado.

 

La cocina:  Lugar dónde se preparan los alimentos de la familia, en la antigua China era el lugar más importante del hogar, ya que el alimento nos da fuerza y salud. El alimento también es riqueza.

No es recomendable tener alguno de los fogones de la cocina estropeados, ya que representa la nutrición y prosperidad.

No se  deben tener los medicamentos ni los utensilios de limpieza junto con los alimentos. Es mejor buscar una ubicación lejos del lugar dónde se procesan los alimentos.

Fuego y agua se controlan, al menos ha de haber una separación de 60cm entre los fogones y la fregadera, o el horno y el lavavajillas, o los fogones y la nevera. Si esta distancia no es posible mantenerla utilizaremos, para anular el control de los elementos fuego y agua  el elemento madera (esto lo podemos encontrar en la madera de cortar alimentos, poner una planta o poner los utensilios de cocinar de madera)  para crear el puente que anule ese control y estabilizar la energía.

Igualmente limpieza y orden son sumamente importantes en este lugar.

 

A la hora de preparar los alimentos lo haremos de manera amorosa, evitando en todo momento preparar esos alimentos en un estado emocional de ira, rabia o dolor, ya que esta energía nociva entraría a nuestro organismo. 

 

Por: Cristina Morales

Escribir comentario

Comentarios: 0